119. Caracteres. Cartas. Pescadores, campesinos, parásitos y cortesanas

Introducción, traducción y notas de E. Ruiz. Revisada por C. Morales Otal. Nacido en Éreso (en la isla de Lesbos), Teofrasto acudió a Atenas a estudiar filosofía, primero con Platón, en la Academia, y luego con Aristóteles. A la muerte de éste, quedó como escolarca del Liceo y dirigió la escuela con gran éxito durante muchos años. Compartía con su gran maestro el interés por el estudio de la naturaleza en su variedad amplia. Escribió muchos tratados, pero tan sólo nos han llegado su Metafísica, dos tratados de Botánica (la Historia de las plantas y Sobre los orígenes de las plantas) y sus Caracteres, treinta retratos psicológicos de tipos humanos bien definidos, trazados con indudable talento literario. Ésta ha sido la obra más influyente de Teofrasto en la tradición literaria europea, sobre todo después de la versión francesa de La Bruyère. De su labor filosófica, es muy de lamentar la pérdida de la obra doxográfica Las opiniones de los físicos, en dieciocho libros, que proporcionó una gran cantidad de noticias sobre los antiguos filósofos a todos los historiadores de la Filosofía Griega, y contenía muchas otras más.

Comprar el libro:

¡Búscalo también en tu librería más cercana!

  • Compartir: