Alejandro Magno fue el dueño de un imperio que se extendió por tres continentes. Rey de Macedonia, se convirtió en una temida leyenda gracias a sus audaces gestas militares: en solo trece años venció a la primera potencia de la época, el Imperio persa, y conquistó un inmenso territorio que se extendía desde su Grecia natal y el Egipto faraónico hasta las fronteras de la India. Gracias a él, todo su vasto imperio recibió el influjo de la cultura griega, con la riqueza de su lenguaje, la literatura, la política, el arte y la religión.

Comprar el libro:

¡Búscalo también en tu librería más cercana!

  • Compartir: