Invierno, 1957. En la mansión de Ballyglass House el reverendo Lawless ha sido apuñalado y castrado durante la noche. El joven inspector Strafford investiga el crimen, pero pronto descubre que pocos quieren que la verdad salga a la luz. Benjamin Black se sumerge de nuevo en la Irlanda de los años 50 e inicia una nueva serie, con su estilo inimitable y su don para crear ambientes y personajes fascinantes. Esta vez con un nuevo personaje: Strafford es torpe, protestante y abstemio “Solo era cuestión de tiempo que le dijeran que no parecía un policía pero lo que querían decir es que no parecía un policía irlandés”. PREMIO RBA DE NOVELA POLICIACA 2017

Comprar el libro:

¡Búscalo también en tu librería más cercana!

  • Compartir: