Mark Broomfield es doctor en Química de la atmósfera por la Universidad de York. A través de sus estudios sobre la calidad del aire, se dedica a medir la polución en todo el mundo, a pronosticar los problemas que afectarán en un futuro a nuestra atmósfera y a investigar qué podemos hacer para mitigarlos. Trabaja como consultor para numerosas empresas y organismos, y aporta su experiencia en la Agencia del Medio Ambiente del Reino Unido.