065. Discursos privados II

Introducción, traducción y notas de J. M. Colubi Falcó. Revisada por J. M. Guzmán Hermida. Demóstenes, que vive del 384 a. C. al 322, es uno de los mejores prototipos del hombre del siglo IV en Grecia y, por lo tanto, una fuente inmejorable para su estudio. Hace algunos decenios, Ehrenberg definió este período como siglo de transición, en el que el tema central es el enfrentamiento suicida entre los estados griegos. La fundamentación ideológica de tal contienda es el debate entre los partidarios del esquema de la vieja pólis y los que se inclinan mejor por un nuevo estado de cosas, la conformación de una nación panhelénica. Pues bien, Demóstenes va a erigirse en el adalid de los viejos planteamientos, y su energía y actividad política será tal que, frente a la marcha inexorable de la historia, estuvo en alguna ocasión a punto de alzarse con el éxito. Y lo mismo podría decirse del acendrado individualismo que va a caracterizar al hombre del siglo IV. De otro lado, Demóstenes es intelectual y literariamente un perfecto representante de la época que le tocó vivir. En este siglo, la Retórica va a alcanzar el protagonismo que detentaba la Tragedia en el siglo precedente, y la especulación en este terreno, tanto en el plano teórico como en el práctico, va a alcanzar un lugar determinante a partir de ahora y hasta el final de la Antigüedad. Pues bien, la figura de Demóstenes ocupa igualmente un lugar destacado en este campo, hasta el punto de haber sido considerado desde su propio tiempo y hasta nuestros días el orador por excelencia. Si en los volúmenes de los discursos políticos encontramos un material inmejorable para el estudio de la historia del siglo IV en toda Grecia, los discursos privados nos aportan una documentación sin igual para el campo de las relaciones jurídicas y sociales contemporáneas, dadas la cantidad y variedad de los discursos de este tipo conservados.

Comprar el libro:

¡Búscalo también en tu librería más cercana!

  • Compartir: