Reconocido unánimemente como el cocinero más influyente de las últimas décadas, Ferran Adrià (L'Hospitalet de Llobregat, 1962) empezó a trabajar en 1984 en elBulli, donde pronto se convirtió en jefe de cocina. A partir de 1987, su propuesta culinaria cada vez más radical fue transformando el paradigma de la cocina contemporánea, una realidad que le ha valido los máximos reconocimientos a nivel internacional, tanto a él como a elBulli. Su última revolución ha consistido en crear elBullifoundation que aboga por la divulgación técnica, científica y cultural de la cocina.