SÉNECA, filósofo, dramaturgo y hombre de ciencia, es autor de una producción intelectual vasta y variada que siempre ha ocupado un lugar privilegiado en las bibliotecas europeas. Nacido el año 4 aC, fue un personaje complejo y polifacético, comprometido con la política de su tiempo; gozó del favor de Nerón, de quien había sido preceptor, pero su supuesta implicación en un complot para derrocar el emperador supuso su suicidio en el año 65 dC. A pesar de la supremacía de la tradición griega durante los dos últimos siglos, el teatro de Séneca es, en buena medida, el espejo donde se mira la tragedia occidental desde Shakespeare.